El AUTOCONCEPTO es la opinión que mantienes sobre TÍ! Es un constructo que hace referencia a las IDEAS. Profundicemos un poco esos dos palabra en negrilla.

En psicología un constructo es todo aquello que se va «construyendo» a lo largo de la vida. Se basa en dos partes:

  • La genética o la «materia prima» como yo la llamo.
  • El ambiente, es decir las experiencias que tenemos, y la manera en que las percibimos y aprendemos de ellas.

Por otro lado, al hablar de ideas, hablamos de un componente cognitivo (consciente o inconsciente). Es decir, cada experiencia nos deja una percepción sobre lo ocurrido, las cuales se transforman en ideas.

Esto no quiere decir que la emoción no tiene un papel en la formación del autoconcepto. Pero se influencia es menor.

¿Es sinónimo de AUTOESTIMA?

Frecuentemente escucho que se usan como sinónimos. Pero la realidad es que NO lo son.

La AUTOESTIMA se refiere a cómo nos valoramos, ya en su definición plantea un componente emocional. Y es un constructo mucho más amplio.

El autoconcepto como dije arriba está basado en ideas, es en componente cognitivo.

Para mi entender el autoconcepto es uno de los componentes que conforman el autoestima.

¿Cómo se forma el autoconcepto?

Esa pregunta me la han hecho tantas veces! Es tan sencillo decirlo en la teoría, pero tan difícil en la práctica.

En la medida en la que crecemos vivimos diferentes experiencias. De todas vamos obteniendo una percepción sobre la misma. La cual en la niñez y adolescencia suele ser inconsciente.

Aún así, es esa percepción la que te va mostrando ideas que te permiten definirte, obtener una «imagen» de ti.

¿Para qué eres buen@?. ¿Qué te gusta?. ¿Cuáles son tus valores?. Patrones conductuales que te permiten funcionar. Maneras de enfrentar conflictos. Conceptos importantes: amor, compromiso, tolerar, ceder, sacrificio, éxito, entre otras.

Y así muchas otras preguntas importantes para tu funcionamiento que son resultas en base a tu autoconcepto.

¿Se puede cambiar?

Claro que SI!

La principal características de un constructo es que nunca termina su «construcción», por ende NO es estable. Todo lo contrario varía con cada cambio que mantengas.

Por ende puedes ser consciente de tu autoconcepto y modificarlo. Ahora te preguntarás ¿para qué?, ¿qué se gana con eso?. Excelentes preguntas!.

Ganas el tener TÚ el control de lo que piensas de ti! Adueñarte del proceso, poder desmitificar creencias que te llevaban actuar de una determinada manera que te hacía sentir «mal».

¿Cómo logra modificarse?

A través del cuestionamiento.

Como cuando éramos niños. El hacerte preguntas sobre las situaciones a tu alrededor es lo que te lleva a la reflexión. Eso es lo que puede lograr que cambies tu percepción, es decir, la manera en que comprendes la experiencia.

Aclaremos algo, los hechos no van a cambiar. pero si puedes modificar la manera en que los entiendes, la importancia emocional que les das, el cómo aproximarte a ellos, y cómo resolver los conflictos que mantienes.

Como siempre te digo, la decisión es TUYA! Las herramientas las tienes, solo debes aprender a usarlas.

Lic. Olga Valderrama

Psicoterapeuta / Terapeuta de pareja / Psicólogo Clínico

correo: hola@olgavalderramapsicologo.com

IG: @olgavalderrama.psicologo

Leave a Reply